Shopping

No hay mejor premio a haber bajado 15 kilos que un día de compras. Y es que, habiendo bajado ese peso, tuve que dar de baja casi todo mi guardarropa. Es por ello que no podia dejar pasa un día Continue Reading …