Diez años del laboratorio

Un día como hoy hace diez años comenzamos a realizar experimentos relacionados a la adquisición de señales de actividad cerebral, y este evento lo celebramos como el inicio de las actividades formales del laboratorio. Antes de eso, nuestro trabajo dependía exclusivamente del análisis que podíamos hacer utilizando bases de datos públicas. Hoy, el laboratorio de procesamiento de señales biomédicas en el Cinvestav Monterrey es considerado como uno de los referentes en el área de interfaces cerebro-computadora en México, además de contar con excelente visibilidad internacional. Prueba de ello son sus colaboraciones con grupos en Estados Unidos, Polonia y España, siendo este último muy significativo pues contamos con un acuerdo de doble doctorado con la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. Al paso de diez años, el laboratorio ha generado 20 publicaciones en revistas indizadas, 20 publicaciones en congresos internacionales, y se han graduado alumnas y alumnos del posgrado en Ingeniería y Física Biomédicas, contando a la fecha con 5 doctoras (dos con doble doctorado con UMH), 2 doctores, 7 maestras y 5 maestros. Hoy en día el laboratorio cuenta con capacidades para medir una gran diversidad de biopotenciales, además de contar con sistemas robóticos y sistemas computacionales especializados para el análisis de los datos generados.

Si bien la pandemia nos ha frenado en nuestras actividades experimentales, ya hemos reiniciado las labores y esperamos en breve se regularicen en función del avance de la pandemia. También hemos avanzado en un proyecto para que el laboratorio ocupe un nuevo espacio (esperamos en corto plazo) dentro del Cinvestav Monterrey y que habrá de estar mejor condicionado para la realización de nuestros experimentos. Al día de hoy, el laboratorio tiene clara su visión a futuro: hemos diversificado nuestras líneas de investigación y ahora trabajamos en temas de análisis de la conectividad funcional, fisiología del ejercicio, y neurocognición, esto además de nuestras líneas tradicionales de análisis de fuentes de actividad cerebral e interfaces cerebro-computadora.

No me queda más que agradecer a todos las alumnas, alumnos, colaboradoras, colaboradores y autoridades que han creído en nuestro proyecto y que han permitido la consolidación de este laboratorio. ¡Muchas felicidades a todos los miembros actuales y pasados del laboratorio de procesamiento de señales biomédicas! ¡Que continúen los éxitos!

Las doctoras Rocio Salazar y Nayeli Angulo cuando eran alumnas del laboratorio y que fueron las primeras en recibir el entrenamiento para el empleo de nuestro primer equipo de adquisición BAlert X10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *